Crónica del 10º Open de Plancoët (Bretaña, Francia)

Foto de grupoEl 27 de julio partió la expedición combinada Eibar-Arrasate-Pasaia a tierras bretonas con intención de jugar el 10º Open Internacional de Plancoët. El viaje, que esperábamos que fuera de unas 8 horas, fue de más de 10 gracias a las paradas técnicas y al tráfico en las Landas, que a pesar de que no había accidentes, hizo que estuviéramos detenidos durante bastante tiempo.

A la llegada a Saint Cast le Guildo nos esperaba la casita que alquilamos utilizando AirBNB, una perfecta casa a 10 minutos del centro y de la playa que se presentaba perfecta para nuestra estancia ajedrecístico-vacacional.

El torneo en sí comenzó el domingo 28, con la confirmación de jugadores 2 horas antes de comenzar (cosa nada habitual en nuestros torneos) y ronda a las 16:00. Jon Arana, Asier Etxagibel e Iñigo Galarza jugaban el torneo A y yo, Mikel Larreategi, el Torneo B, reservado para jugadores con menos de 1800 puntos en el ranking internacional. La sorpresa llegó minutos antes de comenzar la ronda cuando comprobamos que en el Torneo A se iba a utilizar el Sistema Suizo Acelerado (una variante que permite que en las primeras rondas los primeros jugadores del ranking inicial jueguen entre sí), lo que hacía que Asier, que en principio iba a pasar el corte, se enfrentara a un Maestro Internacional, contra el que entabló.

La ausencia de conexión a Internet en nuestra casa, evitaba poder preparar las partidas, pero permitía desconectar el móvil y el ordenador y vivir casi aislados del mundo. Ello nos permitió conocer la cadena musical D17 en la que conocimos los últimos éxitos musicales que se oyen en Francia. Asier en concreto se enamoró de estas dos canciones:

No sabemos si opinará lo mismo cuando lea las letras (Papaoutai y Bella). Nos pasó algo similar en el coche, al olvidarnos el iPod con música en casa y no haber nada decente entre los CDs del coche, escuchamos NRJ, algo así como una mezcla de Gaztea y los 40 pero en francés.

También aprovechamos las mañanas en las que no había ronda, tanto para reconocer el terreno, visitar faros y fortalezas e ir a la playa. A las tardes, disfrutamos de la tranquilidad del pueblo, de la playa y de la ciudad de St. Maló. Precioso.

Pero volvamos al torneo. El torneo era duro y no solo por la nómina de jugadores, con la que estábamos sorprendidos, sino también por la cantidad de jóvenes jugadores fuertes y 1800s que juegan más que eso. Ah, y también por los horarios: el horario habitual era jugar a las 14:30 (!!!!!), y las dos dobles rondas se jugaron a las 9:30 y a las 16:00. Matador.

Ajedrecísticamente, Asier hizo tablas contra dos jugadores titulados con su apreciada Tronpowski, Arana nos enseñó que a base de sistemas Londres y defensas Porc se puede llegar a jugar en la mesa 3 sin que sea la primera ronda e Iñigo demostró que se pueden ganar partidas en 18 jugadas con negras jugando una Caro-Kann. Yo sin embargo no demostré nada. Era el 7 del ranking en mi torneo, lo que en teoría debía decir que era bastante mejor que mis rivales. Nada más lejos de la realidad, llegué a deposiciones bastante desagradables en casi todas las partidas. Se salva la partida que gané en la 6ª ronda contra una siciliana en la que mi rival no pudo hacer nada. Hasta ahí, tuve que atracar unas partidas y me he sentido ajedrecísticamente muy flojo. En la 7ª y 8ª ronda entablé por los pelos (forzando repeticiones impensables) y en la 9ª ronda apenas planteé batalla. Por lo menos indica que tengo camino a recorrer.

Al final del torneo, 4.5 puntos para Asier, Iñigo y Jon, y 6 puntos para mí. Valoración positiva del torneo y de la organización, salvo por el tema del calor en la sala de juego, ante lo que tendrían que pensar algo en muchos torneos. Aquí tenéis las clasificaciones del Torneo A y del Torneo B.

Sin embargo el viaje no terminó ahí. De Saint Cast-le-Guildo, nos trasladamos a Caen, vía Mont Saint Michel, para pasar unos días por las tierras de Normandía. Tras visitar las playas del desembarco de Normandía conocimos el hospital de Bayeux gracias a un pequeño accidente de Igor, compañero de expedición. Visitamos también Caen, Ouistreham, la playa y malecón de Cabourg al estilo Zarautz, el Puente de Normandía y los acantilados de Étretat.

A continuación unas cuantas fotos de cosecha propia, a la espera de la magia del Photoshop que promete Jon.

P8030078P8040100P8040105P8040104P8040108P8040106
P8040099P8040102P8040107P8040091P7310069P7310061
P7310063P7310056P7310070P7310068P7310055P7310049
P7310047P7310060P8040098P7310067P7310043P7310058

10 Open Plancoët, un álbum en Flickr.

3 comentarios en “Crónica del 10º Open de Plancoët (Bretaña, Francia)

  1. Arratsalde on Mikel,
    Kronika ona eta argazki ederrak, Zorionak!
    Bertaratutako kuadrila ona benetan eta burututako lana txukuna, oso ondo pasatzeaz gain, xake pixka bat ikasteko oso talde aproposa.
    Txapelketa ere bikaina dirudi, baina, nire lan egutegiarekin zail ikusten dut.
    Besarkada bat eta laster arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.