Ardo eta arrain bidea 2. Laguardia – Albaina

Kartela

Orria || Track

  • Irteera puntua / Punto de salida: Laguardia
  • Helduera puntua / Punto de llegada: Albaina
  • Zailtasun-maila / Dificultad: Ertaina / Media
  • Distantzia / Distancia: 22km
  • Denbora / Tiempo: 05:30h
  • Garaiera / Desnivel: 833m

DESKRIBAPENA

Laguardia herritik iparraldera  abiatuko gara, Laguardia-Billar errepidearekin  elkartzeko eta gurutzatu ondoren aurrez-aurre jarraituko dugu, Recilla-ko Bidea ezkerrera utziz. La Hoya, historiaurreko brontze-burdin aroko herrixka bitxira eta bertako interpretazio-zentrora heltzen gara (1,4km, 00:20).

Gure ibilbideak zuzen jarraitzen du El Pozo izenez ezagutzen den tokitik pasatuz: iturria eta, aspaldi, isurketa-urak jasotzen zituen uharka ikus ditzakegu. Bi partzeletako  bidegurutzea gaindituko dugu eta zentral elektriko batera helduko gara. Toloño mendizerrako iparraldera dagoen mendixkarantz goazenez aldapa gogortzen doa.

Iparrerantz  bidetik sigi-saga eginez eta altitudea irabazi ahala artadia garrantzia irabazten ari da. Gure aurrean izugarri nabarmentzen dira La Rasa-kareharriak, hau da, Zerrako goratze handiena den Palomares mendiko  luzapena.

Pista Plano Toro tokira heltzen da, ekialdera biratzen duen tokia eta guk atsedena hartzeko baliatuko duguna (4,5km, 01:10). Gure aurreko panoramika neurrigabea da, Peña del León nabarmenduz, erkameztiaren gainean moztuta dituen paretekin. Hegaletik igoerak ezpela dagoen erkamezti batean sartzen gaitu, gure ibilbidea  pista-tarte belartsuan dabilen bitartean. Pistak, haitz eta erkameztiaren babesean egindako mandazain bide zaharrera ematen du. Bide harritsuak Puerto del Toro, gure igoeraren puntu gorena den mendixkara heldu arte jarraitzen du (7,5km, 02:30).

Cruz del Castillo mendira doan 50 PR-A bidea utziko dugu ezkerrera eta jaitsiera hasiko dugu orain arte ikusi dugun landaredia desberdina duen isurialdetik.  Haitzean landutako azpiegitura zaharraren bide-tarte  hondarrak ikusiko ditugu jaitsieran zehar. Lazter  nabarituko dugu pagadiaren nagusitasuna haitzen eta enborren gainean ainguratzen diren ezpel eta goroldioekin batera. Bideak sigi-saga egiten du jakinduriaz nahasitako biraguneetan, aurrera jarraituko dugun pista-bidegurutzean amaitu arte.

Gure bidea partzelaria batekin batzen da, eta jada jaitsiera leunean minutu gutxitan Lgran herriko plazara heltzen da. Eskuinera jarraituko dugu errepidetik (11km, 03:20).Berehala jaisten den bidea hartuko dugu ezkerrera eta bat egiten du GR-1 eta 50 PR-A bideekin. Huecozabala iturriaren ondotik pasatu eta pago eta ezpelen artean jarraituko dugu. Bidegurutzera iritsita, GR-1a Pipaon aldera zuzentzen da baina guk  jaitsiera jarraitzen dugu erkameztira eta Ega ibaiko haranera helduz bitartean.

Ibilbideak herria mendebaldetik utziz jarraitzen du ondoren Ega-ren bidegurutzerantz joanez. Hurrengo bidegurutzean eskuinera joango gara eta Harrobietako sakanean sartzen da; bertatik jarraitzen du gure ibilbideak. Pagadia erkameztiari nagusitzen zaion bitartean  aldizka eta tarteka bujedoa ere agertzen da. Bidea beste pista batera iristen da eta ibilbidea nabarmenki biratzen da ezkerrerantz, mendebaleranzko joera hartuz. Bidegurutzea gainditu ondoren, Valdepieta sakanetik dugun aldapa gaindituko dugu mendi-leporaino (15,4km, 04:00). Mendebalerantz jarraituko dugu ametz eta pagadi artean,  altuera galdu gabe. Txilarrek, otaberak eta gorostilandareek oihanpe aberatsa osatzen dute.

Basoaren mugatik Laño-ranzko jaitsiera hasiko dugu pistak egiten dituen hainbat errebolten ondoren  behin bidegurutze batera helduta ezkerrera jarraitzeko. Pagadi, gorosti eta ametz artean  Santa Marina baselizara heltzen gara;  ondoren zaindutako baratzeen artetik Laño-ra iritsiko gara(18,4km, 04:45). Ipar-mendebalderanzko norabidean zeharkatuko dugu herri hau, A-3134 errepideko ibilbideari jarraituz, gure begiek  haran honetan V mendean bizi izan zen jarduera bakartiar bizia nabaritzen duten bitartean. Kurba batean asfaltoa utziko dugu errepidearekin paralelo igarotzen duen  pistatik jarraitzeko Cueva de las Gobas deritzon tokira heldu arte. Jarraituz eskuinera hartu beharko dugun bidegurutzera helduko gara, Barrundia errekastoa gurutzatu eta Albaina herrira helduko gara, gaurko ibilaldi honen amaipuntua (22km, 05:30).

DESCRIPCION

La primera de las etapas del GR-38 inicia su singular andadura en el pueblo de Oyón. Desde la iglesia parroquial tomaremos la carretera en dirección sureste, girando a la derecha por la carretera que conduce a Laserna. En el siguiente cruce de caminos giraremos a la derecha entre parcelas de cultivo y fábricas. Proseguiremos por la pista parcelaria que abandona el pueblo (0,6 km, 10’).

Las extensas masas boscosas de carrascal que antaño ocupaban estos parajes han quedado reducidas hoy en día a pequeños bosquetes. El olivar, el almendro y sobre todo el viñedo se han hecho dueños y señores de estas tierras, forjando una de las tierras vinateras de mayor importancia de Europa. Dejaremos a la derecha el desvío hacia la ermita de la Virgen de las Viñas, prosiguiendo recto entre el dilatado viñedo. En el término El Pozo se alcanza una bifurcación en la que continuaremos de frente, manteniendo un rumbo hacia el oeste (2,1 km, 20’).

En Valmoreda, recibiremos los pasos del PR-A 84 por nuestra derecha, mientras nosotros continuaremos recto. Se supera otro cruce de parcelarias y entre el Alto del Pozo y Choza Alta la pista describe un giro hacia el suroeste y desciende dejando un camino a su derecha. Cruzaremos el arroyo Fuensalada, cubierto por una estrecha hilera de carrizos, y proseguiremos por la izquierda cuando el camino se bifurca, ascendiendo por una ladera poblada de matorral mediterráneo. En su alto se cruza la Acequia del Alcalde y el itinerario prosigue siguiendo rumbo oeste (4,5 km, 45’).

Ante la siguiente encrucijada se destaca la forma tabular del Cerro de la Mesa sobre el pueblo de Laserna, que alberga un dilatado coscojar. La pista converge con otra y prosigue su descenso con un coscojar, hasta alcanzar una chopera junto al cauce del río Ebro. La pista desemboca en la carretera A-124; desde aquí proseguimos por la margen del río hasta alcanzar el histórico puente romano de Mantible, aún desafiante con dos de sus siete arcos en pie a las crecidas del río Ebro. A nuestra derecha queda el pueblo de Assa, sobre la margen externa del meandro al que da nombre esta localidad, más conocido como redondo de Assa (7 km, 1 h 25’).

Tras superar esta localidad nos desviaremos a la derecha siguiendo la carretera que conduce a Lanciego y Cripán. Tras una curva ascenderemos a nuestra izquierda por un camino que alcanza un promontorio sobre la llanura aluvial. Continuaremos entre viñedos y olivares y descenderemos en busca del Arroyo de San Ginés y la población de El Campillar. Un camino de grava con dirección suroeste es la salida de esta localidad, que nos conduce hasta el cruce con la carretera A-124 para proseguir de frente por una parcelaria que recibe el nombre de Senda de la Traición. Una extensa panorámica se abre ante nosotros tras superar el cerro de Los mazuelos. La pista desciende hasta llegar a una bifurcación, en la que continuaremos de frente. Iniciamos una pronunciada subida por pista con dirección general hacia el noroeste, obviando las bifurcaciones que encontremos a nuestro paso. A la izquierda dejaremos el alto de Vallovera (11 km, 2h 40’). En el siguiente cruce nos desviaremos a la derecha para enseguida hacerlo a la izquierda. La Sierra de Toloño parece abalanzarse sobre nosotros, con su recortado y desafiante cresterío. Una nueva bifurcación nos dirige a la izquierda a través de un estrecho sendero entre encinas y coscojas, que desemboca en una parcelaria balizada como ruta para BTT.

A nuestra izquierda queda la laguna endorreica de Carravalseca (15,5 km, 3h 30’). Sus aguas ocupan una cubeta cuyo sustrato yesífero y arcilloso le confiere un carácter salobre. Además de albergar una vegetación característica propia de humedales, sirve de refugio a un sinfín de aves acuáticas, lo que ha motivado su declaración como Biotopo Protegido, Lugar de Interés Comunitario y humedal protegido por el Convenio de Ramsar.

Tras superar una cuesta tomaremos el ramal derecho de la bifurcación, de forma que bordearemos por su sector septentrional la laguna de Carralogroño (17,5 km, 4h 40’). Desembocaremos en la carretera A-124, por la que continuaremos a nuestra derecha, para a continuación tomar a la izquierda la pista asfaltada que rodea el promontorio de El redondillo. Tras el ascenso por un talud aparece ante nosotros la laguna artificial de El Prao. Abandonaremos la pista para tomar el primer camino de tierra que surge a la derecha y conduce a la laguna, que rodaremos por su izquierda. Al llegar junto a una chopera tomaremos el camino que nace a la izquierda para a continuación enlazar con una pista que asciende hasta el promontorio en el que se alza la monumental villa de Laguardia (19,6 km, 5h 10’).

Desde la localidad de Laguardia nos dirigiremos en dirección norte hacia el cruce de la carretera que une Laguardia con El Villar, para cruzarla y proseguir de frente, dejando a la izquierda el Camino de Recilla, por pista asfaltada. Se alcanza el poblado prehistórico de La Hoya de la edad de bronce-hierro y su centro de interpretación (1,4 km, 20’).

Nuestro itinerario prosigue recto pasando por el término conocido con el nombre de El Pozo, con un manantial y un aljibe que, antaño, recogía las aguas de escorrentía. Superaremos el cruce de dos parcelarias y alcanzaremos una central eléctrica. El camino endurece su pendiente en aras de alcanzar el collado que nos llevará a la cara norte de la sierra de Toloño.

A medida que se va cobrando altitud, serpenteando en dirección norte por el camino, el carrascal va ganando importancia. A nuestro frente se alzan imponentes las calizas de La Rasa, prolongación de la mayor elevación de la Sierra, el monte Palomares.

La pista alcanza el Plano Toro, donde vira al este y se nivela proporcionándonos un descanso (4,5km, 1h 10’). La panorámica a nuestros pies es inmensa, destacando la Peña del León, con sus paredes cortadas a pico sobre el quejigal. El ascenso por la ladera nos introduce en un quejigal con boj, mientras nuestros pasos recorren un tramo de pista herboso. La pista desemboca en el antiguo camino arriero, trazado al abrigo del roquedo y del quejigal. El pedregoso camino avanza hasta alcanzar el Puerto del Toro, collado que constituye el punto culminante de nuestra ascensión (7,5km, 2h 30’).

Dejaremos a la izquierda el sendero PR-A 50 que conduce al monte Cruz del Castillo e iniciaremos el descenso por una vertiente con una vegetación bien distinta hasta la ahora reconocida. Observaremos a lo largo de la bajada los restos de la antigua infraestructura de la vía, con tramos calzados y tallados en la roca. Pronto nos inmiscuiremos bajo la potestad del hayedo, que se ve acompañado de boj y musgos que se anclan sobre rocas y troncos. La senda zigzaguea en cómodas revueltas sabiamente trazadas hasta desembocar en una encrucijada de pistas en la que continuaremos de frente.

Enseguida tomaremos a la izquierda un sendero que desciende y la ruta se solapa con el GR-1 y PR-A 50. Pasaremos junto a la fuente Huecozabala y proseguiremos bajo el abrigo del haya y del boj. Llegados a un cruce, el GR-1 se separa de nuestros pasos dirigiéndose a Pipaón mientras nosotros proseguimos el descenso alcanzando el quejigal y el panorama del valle del río Ega. Nuestra ruta confluye con una parcelaria, y ya en suave descenso alcanza en pocos minutos el pueblo de Lagrán, donde continuaremos hacia su plaza. Seguiremos a la derecha por la carretera (11km, 3h 20’).

El itinerario prosigue abandonando la localidad por el oeste, dirigiéndose a continuación hacia el cruce del Ega. En la siguiente bifurcación nos dirigiremos a la derecha y se interna en el barranco de las Canteras, por cuyo fondo prosigue nuestra andadura. El quejigal va dando paso al hayedo, alternándose tramos en los que aparece el bujedo. El camino desemboca en otra pista y el itinerario vira bruscamente hacia la izquierda, adoptando una componente oeste. Tras superar un cruce, remontaremos la pendiente que se nos presenta por el barranco Valdepieta hasta alcanzar el alto de la loma (15,4km, 4h). Proseguiremos hacia el oeste sin perder altura entre los dominios del roble marojo y del hayedo. Brezos, aulagas y pies dispersos de acebos conforman un rico sotobosque.

Por la linde del bosque iniciaremos el descenso hacia Laño en sucesivas revueltas que traza la pista para proseguir a la izquierda una vez alcanzada una bifurcación. Entre hayedos, acebos y robles marojos alcanzamos la ermita de Santa Marina, desde la que accedemos a Laño entre las cuidadas huertas de sus agricultores (18,4km, 4h 45’). Atravesaremos esta localidad rumbo al noroeste, siguiendo el trazado de la carretera A-3134, mientras nuestros ojos advierten la intensa actividad eremita que se vivió en este valle allá por el siglo V. En una curva abandonaremos el asfalto para proseguir por una pista que transcurre paralela a la carretera hasta alcanzar la Cueva de las Gobas. Prosiguiendo se alcanza una bifurcación en la que continuaremos tomando el ramal derecho para a continuación cruzar el tímido arroyo Barrundia y alcanzar el punto final de esta etapa, la localidad de Albaina (22km, 5h 30’).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *